5 Principios de la Terapia de Pareja Efectiva

Terapia-de-Pareja

Si eres parte de una pareja en peligro, puede que sientas que no hay manera de salir de tu turbulenta relación. Mitos acerca de las bajas tasas de éxito de la terapia de pareja y el asesoramiento solamente hacen que tu situación parezca peor de lo que es. Pero en este artículo conocerás 5 principios básicos con los que tu terapia de pareja puede alcanzar el objetivo.

Terapias-Para-Pareja

El problema es que muchas parejas suelen esperar hasta muy tarde para buscar la intervención y para entonces, uno o ambos pueden haber decidido dejarlo.

Estos enfoques basados ​​en la evidencia son la clave para una terapia efectiva para las parejas. Esto significa que la terapia que está recibiendo se puso a prueba en contra de los métodos alternativos, preferentemente en ensayos controlados aleatorios. Los psicólogos que ofrecen tratamiento basado en la evidencia no se adhieren a una orientación teórica particular sólo porque lo aprendieron en la escuela de posgrado. En su lugar, adaptan su enfoque para asegurar que están siguiendo la mejor evidencia clínica y la investigación.

Lee 6 Obstáculos comunes en Terapia de Pareja

En comparación con la terapia individual, hay menos tiempo para sentarse, reflexionar y dar respuesta a las declaraciones de un cliente. Si te sientas demasiado tiempo, la sesión puede recaer en una pelea a gritos.

5 principios básicos de la terapia de pareja eficaz:

Principio #1 Cambia los Puntos de Vista de la Relación

Terapias-de-ParejaA lo largo del proceso terapéutico, el terapeuta intenta ayudar a ambas partes ven la relación de una manera más objetiva. Aprenden a detener el “juego de la culpa” y en su lugar miran lo que les sucede como un proceso que involucra a cada socio. También pueden beneficiarse de ver que su relación se lleva a cabo en un contexto determinado.

Por ejemplo, las parejas que luchan financieramente estarán bajo diferentes tipos de tensiones situacionales que los que no lo son. Los terapeutas comienzan este proceso mediante la recopilación de “datos” en la interacción entre los socios por ver cómo interactúan. Luego formulan “hipótesis” sobre qué factores causales que pueden estar en juego para dar lugar a la forma en que las parejas interactúan.

Cómo comparten esta información con la pareja varía según la orientación teórica particular del terapeuta. No hay apoyo empírico para una variedad de enfoques de la conducta a una visión orientada. Diferentes terapeutas utilizarán diferentes estrategias, pero siempre y cuando se centren en la alteración de la forma en que se entiende la relación, la pareja puede comenzar a ver entre sí, y sus interacciones, en formas más adaptativas.

Principio #2 Modifica el Comportamiento Disfuncional

Una terapia de pareja efectiva intenta cambiar la forma en que los socios se comportan realmente entre sí. Esto significa que además de ayudar a mejorar sus interacciones, los terapeutas también necesitan asegurarse de que sus clientes no están participando en acciones que pueden causar daño físico, psicológico o económico.

Para ello, los terapeutas deben realizar una evaluación cuidadosa para determinar si sus clientes están, de hecho, en riesgo. Si es necesario, el terapeuta puede recomendar, por ejemplo, que uno de los socios sea referido a un refugio fuera de violencia doméstica, a un tratamiento especializado del abuso de drogas, o para manejo de la ira. También es posible que si el riesgo no es lo suficientemente grave, la pareja puede beneficiarse de procedimientos de “tiempo de espera” para detener la escalada del conflicto.

Principio #3 Disminuye la Evasión Emocional

Las parejas que evitan expresar sus sentimientos corren mayor riesgo de convertirse emocionalmente distantes. Los terapeutas de pareja pueden ayudar a sus clientes a llevar a cabo las emociones y pensamientos que temen que expresan a la otra persona. La terapia de pareja basada en datos adjuntos permite a los socios que sientan menos miedo de expresar sus necesidades de cercanía.

De acuerdo con este punto de vista, algunos socios que no pudieron desarrollar “seguros” vínculos emocionales en la infancia tienen necesidades insatisfechas que llevan en sus relaciones adultas. Temen mostrar a sus parejas lo mucho que las necesitan porque tienen miedo de que sus socios lleguen a rechazarlas. Terapeutas basados en el comportamiento, asumen que los adultos pueden temer expresar sus verdaderos sentimientos porque, en el pasado, no recibieron “apoyo”.

De cualquier manera, ambos enfoques teóricos abogan por ayudar a sus clientes a expresar sus verdaderos sentimientos de una manera que a la larga pueda acercarlos.

Principio #4 Mejora la Comunicación

Ser capaz de comunicarse es una de las “tres C” de la intimidad. Todas las terapias deparejas eficaces se centran en ayudar a los socios a comunicarse de manera más efectiva. Sobre la base de los principios # 2 y # 3, esta comunicación no debe ser abusiva, ni debe ridiculizar a los socios entre sí cuando ellos expresan sus verdaderos sentimientos. Las parejas pueden, por lo tanto, requierir de un “entrenador” para aprender a hablar el uno al otro con más apoyo y comprensión.

El terapeuta también puede proporcionar a la pareja con instrucción didáctica para darles la base para saber qué tipos de comunicación son eficaces y qué tipos sólo causará más conflicto. Pueden aprender a escuchar más activa y empáticamente, por ejemplo. Sin embargo, exactamente cómo llevar a cabo este paso requiere que los terapeutas se convierten de nuevo a las evaluaciones que realizan al principio del tratamiento.

Las parejas con una larga historia de crítica mutua pueden requerir un enfoque diferente a los que tratan de evitar el conflicto a toda costa.

Principio #5 Promueve Fortalezas

Las terapias de pareja efectivas señalan los puntos fuertes en la relación. Debido a que gran parte de la terapia de pareja implica centrarse en las áreas problemáticas, es fácil perder de vista las otras áreas en las que las parejas funcionan con eficacia. El punto de la promoción de la fuerza es ayudar a que la pareja disfrute de su relación.

El terapeuta de orientación conductual puede “prescribir” que una pareja haga algo que le agrada a la otra. Los terapeutas de otras orientaciones que se centran más en las emociones podrían ayudar a la pareja a desarrollar una “historia” más positiva o un relato acerca de su relación. En cualquier caso, el terapeuta debe evitar tratar de poner su toque personal a lo que constituye una fortaleza y dejar que esto sea definido por la pareja.

Podemos ver, entonces, que las personas en relaciones problemáticas no tienen que renunciar en la desesperación si su situación parece sombría. Por la misma razón, la gente tiene miedo de entrar en relaciones a largo plazo y pueden ser alentados por el aprendizaje de que los problemas en las relaciones pueden ser interminables.

En cuanto a la otra cara, estos cinco principios de la terapia efectiva sugieren formas en que las parejas pueden construir y mantener relaciones cercanas positivas. Da una mirada objetiva a tu relación, para obtener ayuda para reducir los comportamientos disfuncionales, sentir que puedes compartir tus emociones, comunicarte de manera efectiva, y hacer hincapié en lo que está funcionando.

Lo más importante, recuerda que cada relación tiene sus propios retos y fortalezas únicas.

Lee 6 Señales de que necesitas terapias de pareja