Cómo Salvar Tu Matrimonio

cómo-salvar-tu-matrimonio

Un matrimonio siempre enfrenta dificultades, experiencias muy difíciles que muchos de nosotros no podríamos afrontar sin lastimar a nuestra pareja. Sin embargo, una familia es algo por lo que vale la pena luchar. Si usted está buscando la manera de salvar su matrimonio, mejorar su comunicación, y en general conseguir un poco de paz dentro de su hogar. Les presentamos nueve pasos que a usted le pueden ayudar.

1. Afrontar la realidad

Asumir la responsabilidad de cada uno de sus papeles en la creación de los problemas. Es importante que se llegue a la verdadera raíz del conflicto a fin de que ambos pueden avanzar con un claro entendimiento de lo que salió mal y por qué.

2. Tómelo con calma

Gritos y arrebatos emocionales rara vez conducen a una comunicación eficaz. Si de verdad quieres salvar su matrimonio necesita comunicarse con calma y racionalmente. Con el fin de encontrar puntos en común, es necesario reconocer que otro punto de vista de la otra persona es muy importante aunque sea diferente a la suya. Usted no puede estar de acuerdo en todo, pero un paso importante para salvar su matrimonio es respetar los ideales de su cónyuge.
El amor es una buena herramienta para discutir.

3. Un poco de ternura no va mal

Recuerde pensar antes de hablar. Si usted está actuando bajo efectos de la ira es muy probable que diga cosas de las cuales se puede arrepentir. Y si de verdad quiere salvar su matrimonio tendrá que tomar este siguiente consejo muy en serio, no use sus palabras como armas. No pienses en ganar la contienda de la discusión, mas bien piensa en como decir algo inteligente que calme la situación sin necesidad de lastimar a su pareja. Las palabras hirientes no son nada fácil de olvidar, más bien has que recuerde los mejores momentos de la relación o las razones por lo cual vale salvar el matrimonio, y mucho mejor si lo haces con un toque de amor.

4. Ceder espacio

Usted conoce a su pareja mejor que nadie y sabe cuando él o ella necesita un poco de tiempo para calmarse. Si las cosas han llegado a ponerse demasiado caliente es mejor tomar un respiro. Salga a caminar, busque un lugar tranquilo para orar o meditar, cambiar de enfoque no es recomendado, de esta manera no meditará las posibles soluciones que puede crear para tranquilizar a su cónyuge. En cuanto se de la primera posibilidad de reconciliación no intente mantener una relación intima con su pareja ya que puede crear un ambiente adverso para usted, los desaires de cama suelen ser muy duros y pocos tolerables. Piense en todos los detalles de su primera e intente mejorarlos, acercándose poco a poco y con gran seguridad.

5. Perdonar no es olvidar, ésto es muy importante

Dejar de lado las heridas del pasado es muy complicado, sobre todo el dolor causado por su compañero, su protector, y su gran amor…. Pero si quieres salvar tu matrimonio debes empezar a perdonar y no pensar en el pasado. Es verdad que no es fácil confiar luego de ser traicionada, pero es justo y necesario para el matrimonio volverlo a intentar. El exponernos y volver a ser lastimados es lo que ponemos en juego para poder salvar la relación. Quien no es capaz de dar esta oportunidad no debe reconciliarse con su pareja, ya que esta sentirá que todo esfuerzo por emendar su corazón será en vano. Debe tener mucha firmeza cuidado y decisión, al dar la nueva oportunidad, su cónyuge debe tener en cuenta que si vuelve a fallar no habrá marcha atrás.

6. No cortes la comunicación

Usar la indiferencia puede ser una arma esplendida en una pelea, pero si lo piensas bien al mostrarte de esta manera revelas un lado oscuro de tu ser, más bien piensa que es mejor que quede mal él y no tu. Cuando se equilibren las culpas, tendrás muchas a tu favor y no en contra. Si se acerca a ti no te escabullas mostrando un resentimiento, esto será la razón perfecta para seguir en su mala conducta. Acepta las caricias y aprovecha para hacer ver su mala aptitud. No cortes el dialogo, esto de seguro no ayuda en nada, al contrario se empeoran las cosas.

7. Trabajar en equipo

Para reconstruir el matrimonio es necesario que los cónyuges se comprometan a sobrellevar los problemas y buscar las soluciones adecuadas. Incorporar la honestidad, crear el dialogo, empezar la planificación laborar, y distribuir el tiempo son los detalles que no deben pasar por alto. Una de las mejores motivaciones para esforzarse por dejar todo en armonía es el bienestar familiar, y es que no hay que ser egoístas y solo pensar en uno, si no que también es importante pensar en las consecuencias en los niños.