Hacer la manicura de la forma más sencilla

Hacer la manicura de la forma más sencilla

Hoy hablaremos de un tema muy interesante. En concreto, aprenderemos a pintarnos las uñas de manera rápida y sencilla, explicando las técnicas apropiadas para llevarlo a cabo.

Lo primero que deberemos de hacer es preparar nuestras uñas antes de aplicar la manicura. Para ello, cortaremos las uñas de nuestras manos al nivel de largo que se quiera. Después, con la lima pasaremos a darles una forma redondeada o cuadrada.

Cuando vayamos a darle forma a la uña necesitamos saber bien como manipular la lima de manera adecuada.

En caso de querer uñas cuadradas, empezaremos a limar desde la punta de la uña. Después, en los bordes limaremos levemente para que no queden afiladas.

El siguiente paso es llenar un recipiente con una cantidad generosa de agua tibia. A esta agua le añadiremos jabón para luego remojar las manos.

Después de este paso, dejaremos remojar las manos por un periodo de cinco minutos.

Una vez hayamos culminado el proceso anterior, podemos frotar nuestras manos usando una piedra pómez.

En caso de que no tengamos una disponible, podremos optar por utilizar una esponja para las manos, haciendo algo más de fuerza en el frotado.

Una vez tengamos las manos lo suficientemente remojadas utilizaremos una toalla para secarlas bien. Lo que tenemos que hacer es utilizar crema para la piel frotándola alrededor de las uñas.

Utiliza un palillo para empujar la zona de las cutículas hacia la parte de atrás. Por último, usaremos una loción para las manos y ya tendremos todo listo.

También hablaremos de un diseño de uñas muy recomendable y sencillo de implementar diariamente.

Básicamente debemos seleccionar tres colores diferentes que podamos combinar. Después utilizaremos unos de estos colores como base para todo el diseño.

Siguiendo con el segundo color, pintaremos solamente la mitad de cada uña, tratando que no nos queden líneas rectas, sino haciendo intercalaciones como si estuviéramos dibujando el diseño de una escalera.

Esperamos que seque y continuamos pintando con el tercer color de la misma manera.

Por último, aplicamos una capa de pintura de brillo para prolongar la durabilidad de la manicura.